Conoceme

Gracias por pasarte por mi blog, aquí encontraras un poco de mis inquietudes: jabones, cremas, cosmética, trucos, secretos, tips y mucho mas, si te gusta y te quedas seria una alegría para mi, espero que este blog sea una guiá y un tipo de manual en el que puedas encontrar curiosidades que te interesen, para hacer mas entretenido el día a día. Besitos y mucha felicidad.

domingo, 1 de mayo de 2016

Enjuague bucal, un gran desinfectante y antiséptico.


El enjuague bucal es un gran desinfectante y antiséptico, lo invento el Dr. Joseph Lister en 1879, de donde viene el nombre tan famoso del Listerine, a pesar de su gran fama en estos tiempos, no fue conocido como un enjuague bucal hasta el año 1970.

Tiene multitud de usos, elimina los germenes, previene infecciones, es un antiséptico
quirúrgico (fue para lo que se creo originalmente).

Sus principales componentes son: el mentol, eucaliptol, timol,ácido benzoico y salicilato de metilo.

Debido a su gran poder desinfectante y antiséptico podemos utilizarlo en toda la casa. Si tenemos imaguinacion podemos sacarle muchos beneficios.


Usos y aplicaciones

En el uso personal:

Enjuague bucal
Podemos usarlo para desinfectar y secar granos en la cara, acné, ampollas con pus, para rasguños y heridas pequeñas superficiales.
Como loción para el afeitado.
Como desodorante, pasando un algodón con un poco de enjuague por las axilas.
Para desodorizar los pies, con un tapón en el barreño con agua calentita.
Para curar hongos de las uñas de los pies, limpiando con enjuague y una gasa varias veces al dia.
Puede prevenir y eliminar la caspa, dando pequeñas fricciones por todo el cuero cabelludo.
Para prevenir piojos, dando un pequeño masaje con el enjuague.
Para erupciones de la piel, psoriasis, para calmar picores  y reacciones alérgicas.
Para ahuyentar calmar y desinfectar picaduras de insectos.
Para las piernas cansadas, alivia dando pequeños masajes.

En el lavado de la ropa

Se pone un tapón en una carga de ropa y matara todos los germenes, también para el uso de lavado de la ropa de la mascota como desinfectante.

En el baño

Con el enjuague y un cepillo de dientes o similar quitar el moho de los azulejos y bañera.
Para desodorizar y matar germenes en el inodoro, poniendo una pequeña cantidad en una bayeta, pasándolo por el inodoro, el bidé, lavabo, bañera y el plato de la ducha, quedara perfecto, con brillo y olor a mentol.
Limpiar todos los suelos del baño, manijas, espejos, azulejos, quedaran relucientes y se eliminaran todos los malos olores.
Desinfección de utensilios de aseo, pinzas, tubos, botes, estanterías, las esponjas ( sumergirlas con agua caliente y un tapón de enjuague)...

En la cocina

Como limpiador general para su desinfección, paredes, manijas, botes, el cubo de la basura, superficies ( cuidado que no dañe el material, lleva alcohol)... incluso para el lavavajillas, es un limpiador excelente, mata los germenes y desodoriza.

En general, poniendo una pequeña cantidad puede limpiar cristales, pantallas, superficies y un sin fin de artículos caseros ( cuidado que no dañe el alcohol que lleva)

Se puede utilizar en el coche, para lavar la tapicería, diluido a un 5% en agua, salpicadero...

Hay muchas marcas comerciales, pero también marcas blancas que son mas económicas y nos pueden servir perfectamente, depende donde lo usemos y para que, nos podemos ahorrar un buen dinero.

Espero que os guste el articulo, yo personalmente lo uso bastante y me parece genial tener un aliado tan bueno para todo, Un saludo.


lunes, 26 de octubre de 2015

La Historia del Jabón

"Para comenzar a buscar la historia del jabón,  comenzaremos a viajar atrás en el tiempo en un día de calor seco, cuando se puede oír el clic-clic-clic de cepillos, martillos y mazos diminutos en la arena y la roca. El calor del sol iraquí es el propio infierno del infierno en este paisaje desértico. Las temperaturas se elevan a mas de 120 grados. Los trabajadores y arqueólogos estudiantiles ejecutan  espacios abajo de la arena, delimitada en secciones de cuerdas y cintas. Alguien encuentra algo y los otros convergen en el hallazgo."

El lugar es Babilonia, en el centro de Irak, y el descubrimiento eran vasijas de barro con evidencia de jabón en sus fondos. Estas vasijas de barro pueden ser de carbono, en fecha a 2800 años antes de Cristo, se hizo jabón en otros tiempos en ellas.
Los antiguos babilonios fueron los primeros en hacer jabón.
FABRICACIÓN DE JABÓN EN LA ANTIGÜEDAD

Más tarde, una tablilla de arcilla se encontraría con una receta inscrita para hacer jabón. Este documento ha sido datado en 2200 antes de Cristo, a sólo 200 años más tarde, después, en las vasijas de barro se encontraron con agua jabonosa.
Corre el rumor de que, sin embargo, que el jabón fue "descubierto" en la base de Sapo Hill, cerca de la antigua Roma, el historiador Plinio el Viejo describio las diferentes formas de jabones blandos y duros que contenían colorantes, conocidos como -rutilandis capillis-, que utilizaban las mujeres de aquellos tiempos para limpiar sus cabellos y teñirlos. Los sacrificios de animales que fueron asesinados y quemados en la cima de la colina de Sapo, y las aguas de lluvia mezclaron las cenizas con las grasas y las lluvias llevaron la sustancia resultante hasta el río. En el río, las lavanderas descubrieron que esta sustancia que había fluido hacia abajo de la colina ayudaba a limpiar la ropa mejor que el agua simple.
Los antiguos egipcios utilizaban para combinar aceites animales y vegetales con una sustancia alcalina (como la lejía) para hacer una sustancia similar al jabón. Utilizaron este para fines médicos (para limpiar las heridas), así como para limpiar sus cuerpos.
Los fenicios producían jabón de sebo de cabra y cenizas de madera alrededor de 600 años antes de Cristo. Fue en este momento que los gremios del jabón ya estaban presentes, y el método moderno de elaboración del jabón se había desarrollado.
El descubrimiento de toda una fábrica de jabón completo en Pompeya, demuestra que la elaboración del jabón era una industria practicada en ese momento. Barras de jabón enteras fueron descubiertos en las ruinas. Aún así, los romanos de la época utilizaron jabón en medicina y para limpiar textiles - pero no para la limpieza personal.
Fueron los celtas que dieron el nombre al jabón,  -Saipo - la sustancia similar al jabón que producen fuera de las grasas animales y cenizas vegetales. Pero fueron los árabes quienes primero combinaron lejía de sodio (NaOH) con las grasas para producir jabón de la misma forma en que se produce hoy en dia. Los árabes, incluso fueron tan lejos como para perfumar sus jabones y producieron ambos jabones, líquidos y duros (en ese momento, los jabones se endurecieron a través de la adición de sal a la mezcla).
Y alrededor de 200 después de Cristo los antiguos griegos usaban jabón para limpiar sus estatuas y vasijas.
Hacia el final del primer siglo de nuestra era, en Italia y en España. Por el 1200, los franceses habían desarrollado una industria del jabón próspera, y Inglaterra no se quedaría atrás.
FABRICACIÓN DURANTE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Durante la década del 1700, el descubrimiento de Nicholas Le Blanc (1742-1806) de cómo extraer sosa cáustica a partir de la sal común (cloruro de sodio o legia ), utilizando métodos más baratos, ayudaron a revolucionar las industrias del crecimiento del jabón, abrio una fabrica en 1791,arruinado mas tarde de quito la vida. Pero no fue hasta que Eugene-Michel Chevreul ( 1786-1889) profesor de química orgánica y descubridor de los acidos estearico y oleico, desarrolló las Tablas de saponificación que ayudó a determinar la cantidad exacta de grasas para combinar con la lejía cáustica para producir jabón, entonces nació la elaboración del jabón moderno.


Eugene-Michel Chevreul



Nicholas Le Blanc
El jabón en este momento se hace en las fábricas - un subproducto de la Revolución Industrial. Las condiciones de trabajo eran peligrosas debido a la ventilación mínima y los humos de la lejía, la quemadura potencial de los aceites muy calientes iban por encima de las cabezas de los trabajadores, y un sin número de otros mecanismos peligrosos en su lugar. Pero este tipo de condiciones eran muy extendido en todos los sectores y en casi todas las fábricas. La fabricación de jabón fue una mercancía producida en cantidades masivas para un público de nueva compra.
La sustitución de productos petroquímicos de grasas y aceites en jabón natural llegó un poco más tarde, y cambió no sólo las industrias de elaboración del jabón, sino también el jabón producido artesanalmente para siempre. Fue el químico belga, Ernest Solvay (1838-1922) que en 1861 patento la producción de sosa, la crecida mundial de la venta hizo que esta pudiera adquirirse a un precio mas económico, dando pie al crecimiento de la industria del jabón a precios mas bajos, por consiguiente ya no solo la alta burgesia tenia reservada su uso, así se generalizaron las ventas populares y fue todo un éxito.
Este breve relato nos lleva a la edad de elaboración del jabón moderno.
En la segunda guerra mundial los americanos desarrollaron un tipo de jabón con agua de mar, pensando en los marines destinados al Pacifico, este era menos agresivo, y le nombraron Jabon Dermatologico.

Hoy en día gracias a estos químicos,contamos con diversos jabones para multiples usos, con diversos colores , formas, y olores. Con todo tipo de elaboraciones, con hierbas, minerales, aceites esenciales, aromas, perfumes, humectantes y un largo etc.
Son nuestros aliados del día a día, no podemos prescindir de ellos,nos dan placer y sensaciones, y ademas los utilizamos en nuestro habito cotidiano, para la limpieza en general.

Espero que os haya gustado esta historia tan curiosa.

lunes, 6 de julio de 2015

Los parabenos, ¿que son?


Los parabenos, parabens o parabenes se encuentran naturalmente en algunos alimento como son los arándanos, son conservantes naturales que se metabolizan en nuestro organismo de forma natural. Cuando viene el problema es cuando son sintéticos, artificiales, hechos en laboratorio con químicos. ¿Son realmente satisfactorios para el ser humano, o por lo contrario son perjudiciales?.

Los parabenos o parabenes son un grupo de seis conservantes, su nombre químico es " éster de para-hidroxibenzoico", su contenido es metanol, etano y propanol
Los siguientes códigos aparecen en etiquetado de diversos productos que hay en el mercado, estos están asignados por la UE: E214, E215, E216, E217, E218, E219.
Aparecen con los siguientes nombres en el etiquetado: BENZYLPARABEN, BUTYLPARABEN, ETHYLPARABEN, ISOBUTYLPARABEN, ISOPROPYLPARABEN, METHYLPARABEN, PROPYLPARABEN, y en los cosmeticos aparecen con el nombre: BENZOATO DE SODIO, el sodium y ammonium LAUREATE SULPHATE. Estas sustancias químicas que ponemos en nuestros cuerpos pueden tener efectos negativos a largo o corto plazo, debemos decidir si los usamos o los desechamos.

Estos químicos se utilizan como conservantes en cosméticos como, cremas, desodorantes, geles, champús, dentífricos, tónicos, maquillaje, cosmética infantil y un largo etc, en la alimentaria se utilizan en bollería, refrescos, salsas, precocinados, en carnes preparadas etc, en farmaceutica, jarabes, antiacidos, antibioticos, pastillas (paracetamol, ibuprofeno...) cremas. pomadas.
Los parabenes evitan y protegen contra infecciones de microorganismos, hongos y bacterias, están catalogados con baja toxicidad para nuestro organismo y seguros por las autoridades sanitarias, pues son sustancias que se metabolizan y eliminan de forma rápida.
En estudios realizados por oncologos de la University of Reading de Edinburgo daron la alarma, por haberse encontrado en biopsias realizadas a mujeres con cáncer  de mama restos de parabenes o parabenos. Tras varios estudios no llegaron a ninguna conclusión. También otra consecuencia es que reaccionan a las radiaciones de UVB aumentando la producción de radicales libres  provocando envejecimiento de la piel.

La conclusión del producto sintético, artificial y químico que en si, son estos parabenes o parabenos nos hace reflexionar si la industria farmacéutica y química nos esta llevando a un producto toxico por la cantidad indiscriminada del abuso de estos productos. Un consumo responsable, y leer la letra pequeña para observar cuantos parabenos tienen en el producto ( pueden contener varios ) esta en nuestras manos. El marketing que nos bombardea continuamente no nos debería afectar, y si, pensar que los productos naturales son lo mejor, pues hay muchos en nuestro hogar, y fuera aun mas, la naturaleza maravillosa no esta hecha en un laboratorio. Es importante investigar los ingredientes si son buenos o malos para nuestra salud y saber que las cantidades etiquetadas en un producto van de mayor a menor, en que posición están los parabenes y cuanto contenido hay en ellos. Y pensar que mejor llenar nuestro bolsillo, que no para productos que dicen mucho y hacen poco.
Quiero constar que es a modo de información,  bajo mi punto de vista.
Os agradezco que paséis por aquí, os mando un saludo grande.